San Miguel a la vanguardia en la producción cañera de Las Tunas

Aunque la economía cubana continúa su diversificación y su destino no recae solo en la producción de azúcar y sus derivados, la caña sigue siendo un rubro estratégico. El cambio climático dispara el calor, ocasiona lluvia o sequía en cualquier temporada del año, lo cual desarticula los augurios de la ciencia probada y hasta la patrimonial sapiencia campesina prevaleciente aún en los campos como contenido valioso. Aparejado al alistamiento de las tierras, la siembra de caña, y las atenciones culturales, los cooperativistas de la UBPC se preparan para el inicio de la cosecha, labor que desarrollan con pasión y amor por la tierra, para alcanzar mayor lozanía y rendimientos cañeros que les permitan lograr el salto productivo y económico que persiguen.

«El secreto más importante es tener en cuenta al trabajador, lograr que realicen la actividad con entrega, dedicarse por entero, con sacrificio, dedicación y amor, para lo cual hay que convencer y persuadir de la importancia que tiene la labor individual para alcanzar los resultados colectivos».«No nos son ajenas las dificultades que tiene el barrio, y por ello nos hemos involucrado en la reparaciones del consultorio médico de la familia, la bodega, el camino, así como el aporte a la gastronomía, entre otros programas que son para el bienestar de la población».

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *